SEO negativo [Qué es, Cómo identificarlo y Cómo defenderte]

Ya sabes que, para conseguir que tu página web tenga miles de visitas, es fundamental trabajar el SEO. Lo que significa un compendio de acciones para que los motores de búsqueda dictaminen que tu página merece estar en los lugares de honor. Títulos, etiquetas, keyword apropiadas, enlaces procedentes de lugares de interés, tasas de rebote bajas y un largo etcétera.

La verdad es que es un trabajo que, además de conocimientos, requiere mucho sacrificio y la atención constante a todos los detalles. Y claro, el éxito de tu web puede despertar la envidia de tus competidores, por lo que pueden utilizar técnicas de SEO negativo, logrando perjudicar tu crecimiento y posicionamiento.

En esta guía te voy a hablar de todo lo relativo al SEO negativo.

Aunque también te invito a echar un vistazo a estos artículos:

Ser víctima de un ataque de SEO negativo

Qué es el SEO negativo

En el SEO negativo se utilizan una serie de técnicas con las que sabotear el ranking y posicionamiento orgánico conseguido. Se podría decir que la finalidad es desoptimizar las características de una web de modo que afecte a su posición en los resultados de búsqueda.

En términos generales, cuando se aplican técnicas SEO negativo a un sitio web, el algoritmo del buscador detecta todos estos elementos negativos y penaliza a esa web por tenerlos. Al penalizarla, la degrada en el ranking de las SERPs. Si no se detienen a tiempo estos elementos, el SEO negativo puede lograr que la página desaparezca totalmente de los resultados de búsqueda.

Lo más inquietante de esta práctica es que es completamente furtiva. Si eres una persona novata en la administración de tu web y estás teniendo éxito en tu nicho de trabajo, eres presa fácil. Sólo te darás cuenta de que eres víctima de las técnicas de SEO negativo cuando ya estén en marcha.

 

Tipos de ataques de SEO negativo

Los ataques de SEO negativo se pueden realizar de diferentes formas. Entre las prácticas más comunes están:

  • Hackeo o intromisión en el código de tu web.
  • Sobrecarga del servidor.
  • Plagio de contenidos.
  • Creación de links tóxicos.

 

Cualquier otra modalidad de ataque en contra de tu web se puede considerar una variación de alguna de las técnicas principales.

¿Cómo puedes detectar si estás siendo víctima del SEO negativo? Te comparto sus características:

Hackeo de tu web

El intruso aprovecha cualquier vulnerabilidad de tu sitio para tener acceso al código. Una vez dentro, puede introducir todo tipo de malas prácticas.

Por ejemplo, puede generar enlaces salientes a otros sitios web, redireccionar a páginas de dudosa reputación, insertar código malicioso, enviar spam masivo, usar tu web como punto de partida para otras fechorías y hasta hacer que tus visitas se descarguen malware en sus dispositivos sin saberlo.

Sobrecarga del servidor

Consiste en sobrecargar el servidor web usando como base las peticiones. El servidor se satura al no poder atender todas las solicitudes, provocando que los tiempos de carga de la web aumenten y haciendo que el servidor colapse.

Además, en este caso, el daño es doble. Si una web tarda mucho en cargar, el usuario termina yéndose y eso también repercute en un mayor porcentaje de rebote.

Plagio de contenidos

En este caso se refiere a que el intruso copia todo el contenido de tu web para luego distribuirlo y publicarlo por todo Internet. Todo tu trabajo puede acabar apareciendo en páginas de baja categoría, páginas que no tienen nada que ver con tu nicho de mercado o peor aún, en webs que ya han sido penalizadas por los algoritmos.

Links tóxicos

Consiste en la generación y construcción de infinidad de enlaces y correos basura en páginas web de baja calidad que apuntarán a tu sitio web. Esto se realiza usando palabras clave con términos delicados o penalizados asociados con páginas de apuestas, páginas de medicamentos restringidos o pornografía.

Identificar un ataque de SEO negativo

 

Consecuencias del SEO negativo

Se podría decir que existen tres niveles para un ataque de SEO negativo.

  • En los primeros ataques, el hacker puede detener el crecimiento y se pierde el posicionamiento orgánico logrado.
  • Después estaríamos hablando de un nivel intermedio al detectar una pérdida importante de tráfico hacia la página.
  • Un ataque de alto nivel ocurre cuando consiguen hacer que tu página sea penalizada por Google y esta desaparezca de los resultados de búsqueda.

 

Existen señales a las que debes prestar mucha atención, ya que te avisan de que podrías estar bajo un ataque. Por ejemplo:

  • Pérdida de palabras clave posicionadas.
  • Eliminación de enlaces de calidad.
  • Descenso notable del tráfico.
  • Parámetros extraños en tus URLs.
  • Códigos raros añadidos en cualquier parte de tu web.

 

Conócelas con detalle para que puedas identificarlas rápidamente y estés en disposición de activar estrategias de protección SEO negativo.

Pérdida de palabras clave posicionadas

Si notas un descenso en tu tráfico orgánico, puede ser el resultado de una pérdida de posicionamiento para tus keywords, ya que tus palabras clave son en buena parte las responsables de las buenas posiciones en los resultados de búsquedas (SERP).

Debes comprobar cuáles son las palabras clave que han perdido posiciones y que generan ese descenso de tráfico.

Eliminación de enlaces de calidad

Al detectar la falta de uno o más enlaces de calidad, es necesario activar una estrategia de revisión permanente de los enlaces que apuntan a tu web para así poder actuar de manera oportuna ante la posibilidad de un ataque.

Para realizar estas revisiones periódicas, es necesario que utilices herramientas especializadas (como  Ahrefs o Semrush). Con ellas puedes crear alertas por correo electrónico de cualquier nuevo enlace que apunte a tu web. De esta forma, podrás actuar rápida y eficazmente. Un disavow a tiempo (o muchos) puede evitar un desastre.

Descenso notable del tráfico

Este elemento, aunque importante, no debe agobiarte todo el tiempo, ya que son normales las pequeñas fluctuaciones de posición en el ranking de búsquedas.

El éxito de una web se mide en el número de las impresiones, los clics y el total de visitantes. Ahora bien, si la caída en el ranking es drástica, sería bueno que revises algunas cosas para despejar cualquier duda:

  • La calidad o la relevancia de tu sitio. ¿Has perdido calidad o hay sitios con contenido más relevante que el tuyo?
  • ¿Has hecho algún cambio importante en tu web? Puede ser que todavía los cambios no se hayan actualizado en el buscador.
  • ¿Tenías en tu web funciones especiales que ya no funcionan? Revisa los informes de resultados enriquecidos para estar seguro de que no tienes errores.
  • ¿Tu web está optimizada para dispositivos móviles? Debes mantenerlo accesible también para usuarios de móviles y tablets.
  • ¿Ha habido cambios en los algoritmos de posicionamiento? Revisa las directrices y realiza los ajustes necesarios si existen nuevos parámetros en los algoritmos.

 

Revisar estos parámetros te dará la seguridad de que tu sitio es “saludable” y evitarás que alguien pueda estar manipulando tus datos y minando la calidad de tu sitio.

Parámetros extraños en tus URLs

Un parámetro de URL se refiere a los valores que se añaden de forma automática a una dirección cuando algo del contenido varía. Un ejemplo de esto es cuando cambias alguna característica en la ficha de un producto que se vende online.

Cambiar las configuraciones provoca errores de indexación. Estos cambios, generados de manera deliberada para sabotear, duplican los enlaces generando una gran cantidad de contenido que atenta contra el posicionamiento de la página.

Código malicioso en SEO negativo

Códigos raros añadidos en cualquier parte de tu web

En este aspecto es clave el uso de herramientas especializadas para poder hacer seguimiento a los enlaces y dominios de referencia.

Es necesario que analices esos links que apuntan a tu web, buscando los que parezcan sospechosos y que no tengan relación con tu sitio. Son enlaces de webs extranjeras y/o maliciosas, granjas de enlaces, pornografía, casinos y cosas por el estilo.

Si al analizar tu sitio encuentras una gran cantidad de enlaces sospechosos, es recomendable que desautorices estos enlaces.

 

Cómo protegerte de un ataque de SEO negativo

Aunque no hay nada que garantice que seas blanco de un ataque, es bueno poner en funcionamiento algunas técnicas que ayuden a evitar, o por lo menos dificultar, que cualquier intruso pueda realizar este tipo de acciones sobre tu página web.

  • Activar Google Search Console y habilitar sus notificaciones vía correo electrónico. Esta herramienta detecta patrones que se cumplen cuando una página es atacada por algún software malicioso. En ese caso, te enviará un correo electrónico notificándote lo que está sucediendo, permitiéndote corregir el ataque lo antes posible.
  • Utilizar el parámetro de desautorización de enlaces entrantes (Disavow). Esto permite hacerle saber a Google que debe ignorar los enlaces tóxicos que apunten a tu página web.
  • Utilización de herramientas especializadas de búsquedas como Ahrefs o Semrush. Estas te ofrecen información sobre los enlaces perdidos y obtenidos diariamente.
  • Protege tus mejores enlaces entrantes. Cuando consigas o compres enlaces, hazlo desde una dirección de correo bajo tu propio dominio. Evita correos gratuitos como Gmail o Hotmail. Esto demuestra tu identidad y propiedad de tu sitio web, eliminando la posibilidad de que alguien te suplante y gestione la eliminación de tus enlaces entrantes.
  • Cuida las contraseñas de acceso a los datos de tu sitio. Existen herramientas y plugins que ayudan a renombrar y a proteger contra accesos no autorizados a los módulos de administración de tu blog o sitio web.
  • Usa la mejor combinación posible de caracteres especiales y números para la creación de las contraseñas de los usuarios de tu sitio. Evita utilizar el nombre por defecto del usuario administrador, así como utilizar el nombre del dominio como nombre de usuario.
  • Comprobar si tu contenido ha sido plagiado. Tu web puede ser penalizada y perderá posiciones en el ranking si tu contenido aparece en diferentes sitios. Existen herramientas como Copyscape. Puedes añadir la URL de tu sitio en su buscador y este te devolverá una lista de las páginas que tienen un contenido igual o parecido.
  • Monitoriza las menciones en medios sociales. Es muy habitual en los ataques de SEO negativo crear perfiles falsos en las redes sociales utilizando, sin autorización, el nombre de tu sitio web. Con herramientas como Mention es posible saber cuándo se usa tu nombre en redes sociales y tomar decisiones rápidamente para amortiguar los daños.
  • Probar la velocidad de carga de tu web. Si notas un repentino tiempo de carga alto, es necesario descartar un ataque por envío de una gran cantidad de peticiones por segundo a tu servidor. Existen servicios y aplicaciones que alertan vía correo electrónico si la carga de tu servidor es alta o cuando el servidor se ha caído.

 

Protegerse de un ataque hacker

 

¿Ya sabes cómo afrontar un ataque de SEO negativo?

Que tu web sea segura es un requisito muy importante a la hora de obtener un buen posicionamiento orgánico en los motores de búsqueda. Para mantener este posicionamiento, lo ideal es que diseñes un protocolo de acciones a realizar con cierta regularidad. También debes saber qué hacer en el momento en que detectes acciones hostiles hacia tu sitio.

En resumen, y como sugerencia, estos deberían ser los aspectos que debes tener en cuenta para prevenir el SEO negativo. De esta forma, mantendrás tu sitio activo y en las mejores condiciones para ser tenido en cuenta positivamente por los algoritmos:

  • Utiliza Google Search Console para monitorizar tu sitio constantemente. Habilita las funciones de enviar las alertas por correo electrónico.
  • Realiza regularmente un análisis de los enlaces que se dirigen a tu web. Revisa su procedencia y relevancia para luego, si es necesario, solicitar a Google la desautorización (disavow) de los enlaces dañinos.

Es necesario realizarlo bajo los protocolos de Google para que esto se haga de la manera más eficiente posible, mediante el envío de un fichero de texto con los detalles de los enlaces.

  • Realiza el seguimiento regular de nuevos enlaces. Habilita alertas vía email cuando estos nuevos enlaces sean creados. Utiliza herramientas o servicios de monitorización de enlaces.
  • Utiliza plugins y herramientas de autentificación de identidad para impedir el acceso a la administración de tu web por parte de hackers y malwares.
  • Utiliza programas o servicios de comprobación de que tu contenido no haya sido duplicado.
  • Monitoriza constantemente las menciones de tu nombre o dominio en páginas web o en las redes sociales.
  • Monitoriza regularmente la actividad del servidor y el tiempo de carga de tu sitio. Utiliza herramientas para llevar un registro de la velocidad de carga habitual.

 

En este tema se puede profundizar mucho más, pero espero que la información que te dejo sea útil para ti.

Ahondar en los detalles, y mantenerte actualizado con la información relevante acerca de la seguridad, te ayudará a mantener tu sitio operativo, seguro y en las mejores condiciones para tener éxito en tu emprendimiento.

Sí, te lo cuento desde la experiencia ya que, a pesar de que esta página web es todavía muy joven, ya tiene su trayectoria en estas cuestiones. No te asustes, no es lo normal. Pero es importante estar prevenidos y detectarlo a tiempo.

¿A ti también te ha pasado algo así? Me encantará leer tu experiencia en los comentarios para aportar más información a la comunidad.

Ana Patricia G. C. Diseño Web

Autora: Ana Patricia G. C.

Consultor SEOMarketing Digital

¿Te gustó este Post? Compártelo en tus Redes Sociales

Share on twitter
Compártelo en Twitter
Share on linkedin
Compártelo en LinkedIn
Share on facebook
Compártelo en Facebook
Ana Patricia SEO

“El  SEO te llevará al cielo”

Escribo sobre:

Blog SEO de Ana Patricia G. C.

¿Me acompañas en este blog de SEO y Marketing Digital?

Anímate a dejar un comentario; cuéntame qué te ha parecido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Ana Patricia González Cardesín
Finalidad: Gestión de los comentarios de las publicaciones
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Los boletines electrónicos o newsletter están gestionados por entidades cuya sede y servidores se encuentran dentro del territorio de la UE
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.